Qué visitar

Las Minas (San Martín de Oscos)

Las Minas (San Martín de Oscos)

 

Quedan vestigios en la comarca de los Oscos que nos cuentan que la minería fue una actividad que se desarrolló en la zona desde tiempos prehistóricos. Antes de la conquista de los romanos, los pobladores de esta región ya buscaban pepitas de oro en los placeres de los ríos. Pero fue tras la llegada de éstos cuando se potenció esta industria. En la época Flavia, a principios del siglo I d.C., se vivió una primera edad de oro. Los castros surgían como consecuencia de las explotaciones y el paisaje se vio salpicado de pequeñas industrias de las que aún quedan restos como: forjas, hornos de función y muestras de la tecnología que se empleó para la explotación del yacimiento.
A mediados del siglo pasado, la minería resurge en la comarca: hierro, plomo cobre y zinc son algunos de los minerales que se extraían.Actualmente son cuatro las minas que se pueden visitar en el concejo de San Martín de Oscos. En un recorrido de 36 kilómetros y con un tiempo estimado de 4 horas puedes visitar las siguientes minas:

 

  • Mina excomulgada:

Se accede a la misma desde la carretera AS-11 que une Vegadeo con la Garganta. A la altura de esta población, un desvío con dirección a Illano nos conduce a través de un paisaje plagado de modernos molinos de viento hasta al carretera que va a Arruñada. A 1 km de este último desvío venos cartel que nos orientará girando a la derecha para acceder a la mina. El último tramo se hace caminado unos 700 metros inmersos en un mar de brezos y zarzales para llegar a las instalaciones y a un amplio mirador que desde los 1.000 metros de cota extiende nuestro horizonte a los más recónditos espacios. En la mina podemos ver la residencia del ingeniero jefe de la explotación, el cargadero o realizar una visita de exploración por las profundidades de la galería principal.

Retomando el camino de bajada hacia Arruñada y San Martín nos encontraremos con la:

 

  • Mina Arruñada:

Fue un yacimiento de oro explotado en la época de los romanos. Desde un mirador podemos ver los restos del gran depósito de aguas de 2.400 m2, el canal de explotación y el propio frente de la explotación siendo un claro ejemplo de aplicación el método de "Ruina Montium" (se trataba de aprovechar el trabajo que realizaba el agua combinado con el calor del fuego parra arrancar y mover grandes cantidades de material entre el que, por decantación, se localizaba el oro).

Continuamos por el mismo camino de bajada hacia el pueblo San Martín de Oscos donde accediendo a través de una pista rural llegamos a la:

 

  • Mina Peña Teixeira:

Esta pequeña explotación situada al borde del camino es el típico ejemplo del modelo de minería más abundante de la comarca. La estratigrafía señalaba una zona de yacimientos rica en mineral, se iniciaba entonces la explotación a cielo abierto hasta que la profundidad de la trinchera obligaba a continuar los trabajos por el interior. Una visita a su galería no conducirá por una rampa al exterior y desde un mirador podremos ver las trincheras generadas y el frente de la explotación.


Ya en San Martín de Oscos, tomaremos rumbo hacia Vilarín de Trasmontes. Una pista forestal nos llevará hasta las proximidades de la mina cerca de un claro, donde dejaremos nuestro vehículo para bajar caminado por el sendero a la:

 

  • Mina Carmina:

Al llegar vislumbramos una escombrera, una edificación de piedra a la derecha de lo que fue forja y la cuadra. A la izquierda, y también e piedra, la tolva donde se basculaban los vagones con la producción. De frente, y  situada a un nivel más bajo, vemos la caseta que alberga al antiguo transformador.


En el interior de la mina, la luz artificial nos permitirá dar un paseo por la galería principal, y podremos ver rampas de arrastre, compuertas, un cabrestante de tiro, mineral en el propio yacimiento y más.

 

 

A tener en cuenta:

Las galerías del a mina Pena Teixeira y alguna de las del a mina Carmina están acondicionadas para ser recorridas, incluso cuentan con un sistema de iluminación, pero por seguridad se aconseja entrar en ellas con linterna. Las galerías de la mina Excomulgada no están acondicionadas para ser recorridas. Además se prohíbe el acceso al interior de las mismas con vehículo.